Cada 2.500 Km.

     

    ·         Engrasar: Dar dos tres vueltas al engrasador situado en el lateral del distribuidor, con el fin de engrasar su eje.

    ·         Engrasar: Aplicar grasa específica (J 1), en los pivotes de engrase situados en la parte superior de las manguetas de dirección, hasta que apreciemos que el sobrante sale por las articulaciones. Una vez realizado el engrase, limpiar el sobrante con ayuda de un trapo o papel.

    ·         Comprobar: En el caso de baterías con mantenimiento, se deberán abrir los tapones de los vasos y comprobar que el ácido cubra todas las celdillas. En caso contrario, se deberá rellenar el vaso que lo precise, con agua destilada. (Actualmente, casi todas las baterías del mercado son del sistema “sin mantenimiento”, con los tapones de los vasos lacrados, por lo que no es necesario su revisión).

     

    Realizar de forma sistemática, una revisión visual de todos los elementos mecánicos movibles (dirección, rodamientos de ruedas delanteras y traseras, conjuntos palier-platillo-flector y sus correspondientes tornillos...etc.), comprobando holguras y realizando los aprietes oportunos, así como posibles pérdidas de los distintos líquidos que se hayan en el vehículo, sustituyendo los elementos que presenten daños, aunque no se haya alcanzado el kilometraje indicado en estas tablas.