Cada 60.000 Km.

.

·      Sustituir: Líquido refrigerante radiador. (Al menos cada dos años, aunque no se alcancen los kilómetros indicados).

·       Recomendación: Si  bien no es necesario a no ser que se observe un funcionamiento defectuoso del sistema de refrigeración, es recomendable el desmontaje del radiador y mandar revisarlo en profundad en un taller especializado. Allí procederán a desarmar el radiador y a limpiarlo baqueteando sus conductos de forma manual y de uno en uno. Por seguridad, a la hora de montarlo nuevamente en el vehículo, se aconseja emplear manguitos nuevos y desechar los viejos.

 

Realizar de forma sistemática, una revisión visual de todos los elementos mecánicos movibles (dirección, rodamientos de ruedas delanteras y traseras, conjuntos palier-platillo-flector y sus correspondientes tornillos...etc.), comprobando holguras y realizando los aprietes oportunos, así como posibles pérdidas de los distintos líquidos que se hayan en el vehículo, sustituyendo los elementos que presenten daños, aunque no se haya alcanzado el kilometraje indicado en estas tablas.